La moda sostenible no está reñida con el diseño

La moda sostenible no está reñida con el diseño, pero el reto está en concienciar al consumidor
En los años ochenta y noventa se empezó a hablar sobre la importancia de la moda sostenible, aunque no ha sido hasta estos últimos años cuando se ha notando el compromiso de las marcas y la sociedad con la moda sostenible. Al principio era algo novedoso, que necesitaba concienciar a la sociedad y requería apoyos por parte de las empresas de moda.


En 2015 se notó la revolución de la moda sostenible cuando las grandes marcas de moda, (Inditex, Mango, H&M, Adidas o Nike) empezaron a implicarse en todo lo que concierne a la moda sostenible. Ecología en los procesos productivos, la ética laboral y social, las materias primas saludables. Todo ello, con altas dosis de estilo, diseño y apostando por la calidad.
Pero el debate que se genera tras este novedoso compromiso es si realmente, las grandes compañías pueden compaginar sus modelos de negocio empresariales, basados en Fast Fashion, con los principios de la moda sostenible.
En el mismo año, la Unión Europea impulsa el programa European Clothing Action Plan (Ecap). Un proyecto que durará tres años, en el que participan marcas de moda, retailers, fabricantes y organizaciones de reciclaje para reducir el impacto medioambiental. Vemos el compromiso por parte de las empresas, pero éstas afirman que aún falta compromiso social por parte del consumidor. Debido a que el consumo de moda sostenible suele estar condicionado por el precio, o por la falta de información sobre la procedencia de los productos y su impacto medioambiental. Por tanto, el reto es seguir concienciando al consumidor.
En este sentido, vemos como grandes eventos relacionados con el mundo de la moda, que atraen a miles de personas cada año, como MFShow. El diseñador Moisés Nieto, presentará en esta pasarela una colección en la que el 80 por ciento de los tejidos salen de materiales reciclados, como botellas de plástico.
“Ha sido una experiencia fantástica, he trabajado la colección con tejidos elaborados a partir materiales reciclados”, afirmó el diseñador a la Agencia EFE. La gran carpa situada en la Plaza Colón de Madrid del 8 al 10 de febrero verá esta colección, con la que se pretende promover la moda sostenible y demostrar que no está reñida con el diseño.
“Estas acciones nos ofrecen la oportunidad de ser más responsables con el medio ambiente”, cuenta Moisés Nieto, que ha echado mano de las siluetas sesenteras para confeccionar minivestidos o faldas evasé con materiales versátiles y funcionales, que además son transpirables, impermeables e incluso, en algunos casos cuentan con “propiedades antibacterianas”.

Skills

Posted on

2 febrero, 2016